Auf Wiedersehen meine Liebe…

Publicado: diciembre 13, 2010 en Cursi
Etiquetas:, , , ,

México DF, __ de ____ del ____ .

(Llene los espacios con la fecha que corresponda :D)

¿No te caga que las cartas de amor siempre se escriban empezando sin saber lo que se va a decir? Creo que eso sucede ahora. Realmente deseo que nunca leas esto… eso sería el adiós para siempre, tal vez.

Nunca quise (ni he querido) que las cosas se vean como si fuera una competencia donde hay que buscar un culpable cuando algo sale mal, siempre quise darte lo mejor de mí, lo más profundo y lo más sincero. Qué doloroso es verte partir, sentir que tus abrazos se alejan tanto de mí, que el frío de la soledad comienza a congelar mis venas. Y mi corazón lucha por mantener el calor en el rincón donde guardo eso que alguna vez sentimos.

Debí haber visto el final en tus ojos. Debí comprender que cuando decías hasta luego, querías decir adiós. Hubo incluso noches que creí morir por ti. Pensé que superaríamos la prueba del tiempo. Aún recuerdo la seguridad de mis latidos por ti. Tus ojos sacudiendo todo mi universo. Te recuerdo parada frente a mí, como si el tiempo no existiera. Sabía que eras tú, como sabía que mi felicidad, al igual que todo en la vida, no duraría para siempre.

Traté y traté de negar que tu amor me volvió loco. Ahora todo es tan triste, que tal vez todo lo que alguna vez tuvimos, no vale la pena recordarlo. No sé si me quisiste… O tal vez nos quisimos demasiado los dos. No sé si te amé mucho…  no sé si te amé poco, pero sí sé que nunca volveré a amar así. Nunca te lo dije, pero la primera noche que soñaste conmigo, lo deseé, en mi soledad, cerré los ojos y deseé ser parte de una ilusión que recorriera tu mente hasta el amanecer.

Las calles se han vuelto vacías, camino y veo a nadie. Ya no hay sol, sólo este vacío interior. Desde que te fuiste, no ha dejado de llover en lo más profundo de mi espiritú, pero ahora me ahogo en la inundación. Supongo que ya no soy como antes, o tal vez tú cambiaste demasiado. Pero yo te amaré, nena. Siempre. Lo que yo daría por acariciar tu cabello. Por sentir tus labios, tan suaves que son. Por tenerte cerca. Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado.

Hoy realmente sé que conocerte valió la pena, que amarte fue la decisión mas correcta. Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo, y el corazón me dice que no te olvidaré. Pero al quedarme solo…  sabiendo que te pierdo, tal vez empiezo a amarte como jamás te amé. Te digo adiós con esta despedida. Este sueño muere dentro de mí. Pero te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s